Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. | Más información | Cerrar

  |  Últimas noticias: 
www.edicionesindustriagrafica.com
                       

~ Opinión ~

Hablemos de papel

18-04-2016

Recientemente ha salido a la luz el estudio que hace periódicamente la consultora Pöyry Management Consulting especializada en temas de fabricación de pastas y papel. Los datos que aporta son muy interesantes y son los que comentamos en este artículo. El consumo global de fibras papeleras, incluyendo también las pastas especiales ha crecido desde 185 Mt (millones de toneladas) en 1980 hasta 416 Mt en 2014. Este crecimiento es del 125%.

Los últimos 35 años han sido testigos de profundos cambios en el suministro de fibras a la industria papelera. El papel recuperado (denominado en ocasiones fibra secundaria) ha visto crecer su participación en un 28%, con un consumo total de 233 Mt en 2014. Durante este mismo periodo, la fracción de pasta que proviene de la madera ha caído un 27% con un consumo global de 167 millones en 2014.

De acuerdo con el mismo estudio se prevé que a largo plazo la demanda de papel y cartón crezca un 1% desde unas 400 Mt en 2014 a 467 Mt en 2030. Evidentemente este incremento será liderado por lo que llamamos mercados emergentes que supondrían el 95% de los incrementos de consumo para el periodo estudiado. Otras previsiones sobre el aumento del consumo de papel son también optimistas. Lógicamente los aumentos de consumo siempre dependerán de los tipos de papeles.

Si nos referimos a España y con datos del año 2015 (Aspapel, Estadísticas 2015)) tenemos las siguientes cifras: con un consumo aparente de 6,61 Mt se produjeron 6,20 Mt lo que significa una importación neta de 0,41 Mt, cifra que indica que las cantidades exportadas y las importadas son bastante parecidas si se miden en toneladas.


Dr. Oriol Cusola del Grupo CELBIOTECH (UPC)

¿Cuál es la situación española con relación al papel recuperado? Siguiendo con los datos de Aspapel la recogida aparente (año 2015) de papel para reciclar fue de 4,57 Mt y el consumo, es decir la cantidad de papel viejo o fibra secundaria empleada nuevamente en la fabricación fue de 5,18 Mt. Ello significa una importación neta de papel usado de 0,61 Mt.

Un índice muy utilizado cuando se habla de papel viejo es la llamada tasa de recogida que compara el papel viejo recolectado con el consumido. En nuestro caso y con los datos anteriores la tasa de recogida es de 69,1%, con una ligera bajada con respecto al año 2014 que fue de 70,9%. Ello nos sitúa entre el grupo de países que mejor recuperan. A pesar de ello tenemos que importar papel recuperado. Conclusión: hay que perfeccionar nuestro sistema de recogida.

Otro concepto muy utilizado es el de tasa de utilización. En este caso hay que comparar el papel recuperado utilizado con la producción nacional. Con los datos anteriores se llega a una tasa de utilización de 83,6%. Ello significa que por cada 100 kg de papel que se fabrican en España se utilizan 83,6 kg de papel recuperado. Aquí ya no distinguimos entre el nacional y el importado.

Finalmente, la llamada tasa de reciclaje compara el papel recuperado utilizado en la fabricación de papel con el consumo total. En nuestro caso 78,4%. Ello significa que por cada 100 kg de papel que consumimos hemos empleado 78,4 kg de papel recuperado. Todo ello nos lleva a la conclusión de que el papel es un material que se deja “recuperar” con facilidad, lo que constituye una de sus propiedades más importantes y que contribuirá a su pervivencia futura. Esta reciclabilidad contribuye a un concepto más amplio que es el de la economía circular.


Grupo Celbiotech

Economía circular

La economía circular implica la idea de reciclaje (lo que significa, separación en origen, sistemas de recogida y tratamiento…) pero va más allá buscando la eficiencia a lo largo del todo el ciclo: materias primas renovables, recursos locales, ecodiseño, eficiencia en los procesos de fabricación (eficiencia energética, reducción y valorización de los residuos del proceso…) simbiosis entre sectores.

La economía circular está en el propio ADN del papel como material y de la industria papelera y la reciclabilidad del papel es uno de sus factores clave. Hemos insistido aquí en la importancia del reciclado del papel como una de sus propiedades más importantes. Dejamos para otras ocasiones otras características del papel y la industria que lo produce: provenir de una fuente renovable, producto de gran versatilidad en cuanto a sus utilizaciones finales…Desde hace varios años se ve a la industria papelera (llamada forestal en los países nórdicos) no sólo como productora de fibras sino como una bioindustria denominada a veces biorrefinería en la que además de fibras se extraerían todo un conjunto de productos químicos.

La industria papelera es un sector sostenible e innovador con un gran potencial de crecimiento, Si quiere mirar hacia el futuro necesitará recursos humanos con una formación adecuada a diversos niveles. Al mismo tiempo hay que superar el reto de su imagen y de su percepción que en ocasiones no anima a los jóvenes a formarse en este sector.

En un Congreso reciente sobre formación Papelera a nivel Europeo se ha emitido el siguiente mensaje: “Nuestro sector es una parte importante de las bio-industrias y permanecerá competitivo…Para superar la falta de atracción, tenemos que desarrollar campañas con objetivos concretos dirigidos a la opinión pública pero especialmente a los jóvenes para captar su interés para un sector altamente sostenible e innovador


Laboratorio ensayos físicos del grupo CELBIOTECH (UPC)

Prof. José F. Colom Pastor
Dr. Oriol Cusola Aumedes
CELBIOTECH - Engineering and Biotechnology of Lignocellulosic and Paper Materials
UPC – BarcelonaTech
celbiotech.upc.edu


Artículos relacionados

El papel aguanta

~ Publicidad ~

www.digidelta.pt

www.pixartprinting.es

www.hsm.eu



© 2001-2017 Ediciones Industria Gráfica - Todos los derechos reservados
Aviso legal | Política de privacidad